Jueves 3 de Septiembre del 2020

La versatilidad de Pichihuentru

Conversamos con él a propósito de su video Amarse es primordial.


Tags:

Por Oscar Aspillaga Peralta

Quienes conocemos a Adolfo Painian, la verdad es que con el paso de los años nos hemos sorprendido con su versatilidad y su insistente búsqueda de nuevas experiencias, ya sea musicalmente hablando o en su diario vivir.

Lo conocimos tocando la guitarra en Celibatos, siempre riendo, siempre tirando la talla. Organizando peñas o tocando en lugares más “formales” como salas de conciertos, su actitud a la hora de subirse al escenario siempre es la de todo un profesional, como tiene que ser.

Luego, supimos que toca en el tributo chileno de los Red Hot Chili Peppers, así que lo hemos visto (por fotos y videos) tocando en numerosas giras por varias ciudades, incluso hasta sin polera por ahí, emulando a uno de sus ídolos de la guitarra, John Frusciante. Por cierto, algo nada fácil de hacer.

Después se puso de cabeza (literal) a perfeccionar el arte de cortar el pelo en la Barbería Stronger´s, incluso ahora último enseñando este oficio en talleres online. Son varios los ilustres que han depositado su confianza y su cabellera en las manos de Adolfo.

Y también está su versión solista con Pichihuentru, con un claro sonido pop, por lo menos en su primer disco. Y para promocionar sus canciones, mostrando sendas propuestas audiovisuales donde Adolfo sale hasta cantando y bailando por las calles de Villa Alemana. Otra muestra más de su versatilidad y sus ganas de explorar cosas nuevas.

Conversamos con él a propósito de su video Amarse es primordial.  

Ya casi un año de que sacaste tu disco llamado Freire y Villa Alemana, ¿cómo ha sido lanzarse en solitario y cómo sientes la recepción que ha tenido el disco?

Lanzarme más en versión “solista” fue desahogarme bastante y contar lo que me venía pasando personalmente. En Celibatos las letras son de Arturo, y yo sentía que igual debía escribir mis letras con mi propia música. Las cosas que pasaban por mi cabeza y la gente que había circulado durante esos años y las experiencias que había tenido con aquellos. El entretiempo que tenemos hasta ahora con Celibatos ha sido un buen descanso del ajetreado movimiento que tuvimos por años con los amigos y ahora hay un pause para pensar y reflexionar de qué somos capaces cada uno desde nuestras trincheras.

El nombre del disco, así como los videos, tienen una fuerte marca territorial, ¿cuál es la importancia que le das al lugar donde naciste y vives en tu desarrollo musical?

Siempre he sido de mostrar de donde vengo y me crié. El sector sur de Villa Alemana, aún sigue siendo un barrio marginado, ya que se supone que es el lado “piante” de Villa Alemana. Nunca había tenido amigos del Colegio Nacional, por ejemplo, y siempre entre colegios municipales, por jugar a la pelota desde la sub12 que nos conocíamos. Los chorizos de acá del barrio sur, los que juegan a la pelota de barrio, La Frontera, el Peumo, La Prat donde yo vivo, la Gumercindo, la Valencia, todos nos conocemos. Entonces creo que hoy más “adulto” por así decirlo, me gusta mostrar que Villa Alemana no es solo de Maturana para abajo, que Villa Alemana sur tiene mansa identidad. De acá del Barrio sur ha salido el Choro Navia, y con mi ex compa de equipo, el Memo Pacheco, que juega en la actual U de Conce, nos criamos jugando en el “Pe-ere-a-té”. Soy viudo de mis ex colegios de acá de la Prat que nadie conoce porque están a la cresta del centro. Por eso que amo ser de aquí de la Prat. El centro se trilló mucho y los cerros del Barrio Sur son más lindos y tenemos también mansa panorámica jaja. 

Tienes sangre mapuche, pero ¿qué significa Pichihuentru? ¿Por qué decidiste llevar este nombre?

Pichihuentru ó Pichiwentrü, significa “cabro chico o pendejo” en mapuzungün. Mi papá solía decirme así desde que soy pendejo, siempre tuve interés por los idiomas hasta hoy, entonces él me enseñó de cabro chico su lengua natal. Y decidí llevar ese nombre en representación de mi familia del sur, de mi gente de Lolén y todos mis parientes Painian que viven y gozan de vivir en sus hermosas tierras y de ser orgullosos de siempre de ser mapuche. Me acordaba del bullying que vivía de chico por saber hablar mapudungun y recuerdo que me cagaba de la risa y decía “que chucha wn, no saben nah que hasta tienen rasgos más de indígenas que yo, y deberían de estar orgullosos de no ser tan huinca” jaja Creo que heredé mucho eso de mi papá de burlarme de la gente que encontraba con poco seso a la hora de hablar desclasadamente de sus mismos vecinos y etc. Mi identidad por siempre va ser el de ser mapuche por toda la pulenta crianza que me dieron mi familia allá en el campo de Freire.

¿Cuál es tu visión respecto a lo que pasa con el pueblo mapuche?

La verdad es que desde que tengo uso de razón, que mi abuelita y mi abuelo odian TANTO a los huincas, odian TANTO ir al “pueblo”(centro, al plan, como se le llame) que nunca confiaron y aun no confían en el pensar y la decisión del huinca. Mi abuela está vigente y tiene 91 años. En el año 91, ella recién aprendió a hablar MAOMENO “español”, ¡cáchate esa! ¡O sea imagínate! Aun no habla bien español, entre mis familiares hablan puro mapudungün, cuando mi papa va pal pueblo a comprar cosas con mi abuelo, en el pueblo los mapuches que se conocen hablan puro mapudungün. A lo que voy hermano, es que desde que soy pendejo que veo pasar a los pacos y huanacos de los pacos por allá en Collipulli, en Gorbea, en Pitrufquén, en todos lados. La jugada del Estado se les acabará pronto, tarde o temprano, porque el mapuche nunca se va a cansar de ser weichafe y proteger lo suyo. Hermano, en los torneos de campo, cuando los mapuches están curados y se ponen a pelear, se agarran a botellazos de chela Escudo y se la parten en la cabeza, quedan sangrando, ¿y tu creís que quedan ahí rendido? Hermano, se paran y siguen peleando, te lo juro que es potente eso de ser mapuche y ser más aguerrido que la chucha, yo no puedo ser más orgulloso de ser Painian y ver que desde hace bastante años que los mapuche pelean por sus campos y sus vecinos. Y creo que la sociedad chilena está más clara aun, ya que lo que pasó en octubre en las calles, los mapuche, esa represión, la viven hace caleta de años. Entonces creo que vamos por buen camino, pero los mapuches siempre serán mapuches hermano, jamás huinca. 

¿Cuáles son los planes para el futuro inmediato de Pichihuentru?

Siempre será el de hacer mucha música, hacer muchos discos. Tengo un EP listo para lanzar de 4 o 5 canciones, grabadas, mezcladas y masterizadas por mí en mi ruka, en mi pieza. Y tengo un disco más menos de 12 canciones listo para hacer las letras, pero ahí quiero ir piano a piano porque tengo más canciones aun jaja entonces tal vez me voy en la volá de hacer algo más conceptual que lanzar un aleatorio de estilos como lo fue el “Freire y Villa Alemana”. Creo que todo va a depender de cómo me vea en unos meses más o tal vez un año más. Siempre estoy pensando en canciones y en grabar, siento que me gusta más hacer canciones, grabar canciones, que tocar en vivo jaja tal vez el tributo a los Chili Peppers me mató ese gusto por tocar en vivo, me envenenó al fin y al cabo jaja.

Redes:

Instagram

Facebook

Relacionados